23 de noviembre de 2016

The Legend of Zelda: Symphony of the Goddesses























La visita a Madrid no fue únicamente por la feria de videojuegos a la que dediqué la mañana, sino también para acudir por la noche a un concierto filarmónico sobre la banda sonora de The Legend of Zelda como colofón. Descubrí la saga allá por mi adolescencia y, grabada desde entonces en mi mente sin posibilidad de extracción quirúrgica, no dudé ni un momento a la hora de hacerme con las entradas.

El Pabellón de Vistalegre se encuentra en Carabanchel, ese barrio que, retrocediendo aún más en mi pasado, Elvira Lindo me hacía imaginar con todo pintado de rosa. Pero no, y extrapolando ahora esas experiencias noventeras a la misma noche del concierto, la caóticamente organizada cola de frikis alineados (que no "alienados", no quisiera ser repetido) tenía un público comepipas en balcones y ventanas comentando lo que les venía en gana a voces y con poca educación.

En fin, una vez descubierto el porqué de la elección de ese barrio por parte de "El Coletas" para sus mítines populistas, la decepción ya nombrada de Manolito Gafotas no se repitió sobre Link y su amada Zelda. Una muy buena orquesta arropada por una gran pantalla que mixturaba distintos momentos de la saga, haciendo disfrutar a mis sentidos de casi dos espasmódicas y orgásmicas horas, culminadas por el retumbar de los platos hollywoodianos sobre la mesa.

Página web -> http://www.alvaromartinfotografia.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario